domingo, 4 de mayo de 2014

Mensaje para los que nos asustan con otra otra guerra civil.


José Eulogio López, Director de Hispanidad.com, está convencidísimo de que vamos a la deriva hacia otra guerra civil. No ahora, ya que según él nos hemos aburguesado demasiado cómo para coger un fusil y liarnos a tiros con el prójimo. Según este licenciado  en Ciencias de la Información por la Universidad de Navarra, seguimos siendo un país cainita donde jamás han desaparecido las dos Españas. Habría que preguntarle a que España pertenece él. Cómo no tenemos la suerte de preguntárselo en persona indaguemos un poco.

José Eulogio afirma: "votaré a Impulso Social", alternativa política liderada por Rafael López Diéguez, fundador de AES, y yerno de Blas Piñar. El sr. Diéguez en su juventud coqueteó con Fuerza Nueva. En Intervú hemos leído:
Rafael López Diéguez, líder de AES y conocido en ambientes ultraderechistas como el yernísimo. (...) Blas Piñar es hoy día el presidente de honor de esta formación [AES]. Éste es un aspecto que no suelen airear, aunque el mismísimo líder de Fuerza Nueva ha mostrado en distintas ocasiones su apoyo al partido de su yerno. Así lo hizo en el número de la revista Fuerza Nueva publicado a comienzos de septiembre, en cuyas páginas se presenta un balance de las actividades realizadas por AES –concentraciones anti-Zapatero, conferencias contra el aborto y contra el matrimonio entre homosexuales y asistencia a manifestaciones de la AVT– durante el anterior curso político.
Está claro ¿no? Aunque los posicionados a la derecha, muy a la derecha del PP, nos quieran hacer ver que estamos dispuestos a batirnos con armas de fuego para eliminar al contrario se equivocan, pero se equivocan y de largo. Estamos con 6 millones de parados y la gente está pacientemente aguardando a ver si la cosa mejora. Después de todo la caridad funciona, hoy en día se come, en los años treinta se pasaba mucha necesidad. Ya no hay generales africanistas que ascendieron a base de matar moros en las desiguales guerras del Rif, militares acostumbrados a ser la salvaguarda de la España católica y nacional. No es que no hayamos aburguesado, sencillamente las circunstancias son otras. El nacionalismo periférico no nos puede envolver en otra guerra civil, sencillamente por que carece de apoyos internacionales -España no es Ucrania-. Los partidos políticos, ni son revolucionarios -los grandes, los que controlan el parlamento-, ni son fascistas. Hay un gran respeto hacia la iglesia y sus instituciones. Hay grupúsculos  fascistas y revolucionarios, que carecen de capacidad de convocatoria, es decir son cuatro gatos.

En España sufrimos la larga posguerra fascista y totalitaria. Cuando el Eje perdió la IIGM, a Franco ya no le interesó el fascismo, sencillamente, el anti-comunismo daba más réditos. Había que olvidar el totalitarismo. Cambiose de chaqueta rápidamente, del totalitarismo  disfrazáronse  de autoritarismo. Todo con tal de seguir aferrado a la poltrona que costó medio millón de muertos. En la España del atraso, tuvose que soportar una dictadura de derechas, nacionalcatólica y represiva con cualquier opción política que no tuviera el consentimiento del régimen, realmente no había otra opción política que la de adorar al líder: Franco, Franco, Franco. Hoy ya no hay Francos, ni Molas, ni Yagües, ni nada por el estilo que se levante en armas contra el Gobierno o contra la Monarquía: si algún día cae --la Monarquía- que sea por las urnas -cómo en el 31-. Si algún día nos enfrentamos que sea a través de una partida de futbolín, duele menos y produce menos bajas. A demás, es más divertido

Sí, continuamente nos enfrentamos por motivos políticos o de credo, pero no solo eso: tu hijo le ha pegado al mío; el Madrid es mejor que el Barça; Mérida es un pueblo y Badajoz una ciudad -puta Mérida y puta Badajoz-. Siempre ha habido rivalidades y siempre las habrá. ¿Solo los españoles somos así? Claro que no. La rivalidad es una característica del ser humano y de cualquier animal, esa rivalidad está en nuestro ADN, tal vez como motivo de supervivencia. El ser humano no es perfecto que se le va a hacer.

Ni hubo dos Españas ayer ni las hay hoy. ¿O pensamos que en los años 30 había dos bandos bien definidos antes de la guerra? Hubo recluta forzosa en ambas retaguardias, también hubo una gran parte de la población que no vio más remedio que empuñar un arma, y hubo mucha gente que de poder haberse exiliado no hubiera dudado un momento en poner pies en polvorosa.

Dice José Eulogio, portando esa magnífica pipa, que un país cuando se aleja de sus esencias cristianas se va al garete. Mire usted señor fundador de Hispanidad.com, el cristianismo no es garantía de NADA, ese cristianismo nacionalcatólico -del franquismo-, no evitó la dura represión de posguerra. Represión que no solo consistía en caer asesinado por las balas "libertadoras", eso era lo peor. La represión también consistía en morir encerrado, morir por las duras condiciones carcelarias. Trabajar también era parte de esa represión. Trabajar para conseguir salir antes del cautiverio.Trabajar para que te perdonasen todos tus pecados republicanos. También hubo otra represión que provocaba la muerte civil: el estigma de ser un rojo; siempre sospechoso, el estigma de haber sido un maestro de la República o un funcionario a favor del Gobierno de la República, etc.

Y también hubo otra represión de la que se ha hablado poco o muy poco. La Represión económica:

Entre 1936 y 1945, miles de aragoneses y aragonesas sufrieron la represión del bando, primero insurrecto contra la legalidad republicana y posteriormente vencedor de la Guerra Civil. Esta represión, manifestada de múltiples formas y con diferentes consecuencias (prisión y muerte en muchísimos casos), tuvo también una significativa vertiente de sanción económica.
 El listado que puede descargarse a continuación contiene los 13.422 nombres de personas que en Aragón fueron sometidas a esa represión económica. Es un anexo documental de primer orden al libro Pagar las culpas. La represión económica en Aragón (1936-1945), coordinado por Julián Casanova y Ángela Cenarro, y resultado de la concienzuda investigación de los historiadores Estefanía Langarita, Nacho Moreno e Irene Murillo.
Pagar las culpas forma parte del sello de la prestigiosa editorial Crítica, y cuenta con la coedición de Publicaciones de Rolde de Estudios Aragoneses (de cuya colección "Aragón contemporáneo" esta es la cuarta entrega).
Listado de víctimas de la represión económica en Aragón
No, el cristianismo no es garante de nada. Dice un famoso científico -Rodolfo Llinás Riascos- a propósito de Dios que: "es un invento del hombre. Y como todos los inventos humanos, se parece a él. Dios tiene dos razones de ser: a los inteligentes les sirve para gobernar a los demás y a los menos inteligentes para pedirle favores. A todos para explicar lo que no entendemos de la naturaleza. Es una lógica de un primitivismo náuseo". Se podrá estar de acuerdo o no, pero al menos da que pensar

No hay comentarios:

Publicar un comentario