martes, 21 de junio de 2016

"El País", fiel reflejo del decrépito Régimen del 78.

España es una democracia donde cada cuatro años se vota. Donde existe un Estado de Derecho, que a veces acierta, y a veces -demasiadas-, se equivoca. Esto no es óbice para que no critiquemos la basura "democrática" que nos rodea y que es muy amplia.

La Transición se hizo como se pudo, no existía otro remedio. Y no se pudo hacer de otra forma por razones obvias: el Rey fue nombrado sucesor de Franco por el mismo dictador, esto es bastante significativo. Tampoco podemos olvidar que fue el franquismo quien quien educó al joven príncipe, por lo tanto, hemos tenido un Rey amamantado por un dictador; algo no muy común en Europa.

El Rey nombró como presidente del Gobierno a Adolfo Suarez, un personaje con cierta relevancia dentro de la dictadura: llegó a ostentar variopintos cargos dentro del entramado franquista. En 1958, forma parte de la Secretaría General del Movimiento, en 1961 asciende a jefe del Gabinete Técnico del vicesecretario general. Ejerce de procurador en Cortes por Ávila en 1967 y gobernador civil de Segovia; También fue jefe provincial del Movimiento en 1968. En 1969 fue nombrado director general de Radiodifusión y Televisión. Y en 1975, Adolfo Suárez fue nombrado ministro-secretario general del Movimiento. Para los chavales de bachiller de la época "El Movimiento Nacional es la comunión de los españoles en los ideales que dieron vida a la Cruzada y constituyen el Movimiento social y político de esa integración...".

El franquismo se moría con su fundador, pero todo el andamiaje represivo seguía intacto y había que reincorporarlo a los nuevos tiempos. La "Cruzada" fue un movimiento anti-democrático y ahora los representantes de esa "Cruzada" tenían que traicionarla en aras del sistema que durante 40 años habían aborrecido, la democracia; por todo ello es normal que la Transición fue obra del propio franquismo, y por eso es normal que cientos de asesinos anti-democratas en horas adquirieran la etiqueta de demócratas. Tan solo la etiqueta, que no el convencimiento: la Transición no es ese periodo ejemplar que nos quisieron vender. No lo es y es imposible que lo fuera.

El Rey y Suárez ni fueron héroes, ni mucho menos villanos. Fueron dos personajes que el franquismo usó para diluirse sin tener que dar explicaciones ni rendir cuentas ante la ley. No solo las élites políticas necesitaban un lavado de imagen. Las élites financieras, que a fin de cuentas, eran los primeros beneficiados por la dictadura, también se apuntaron al carro democrático y de la amnesia colectiva.

El franquismo para legitimar el cambio de régimen necesitó legalizar al PSOE, que ya no era marxista y al PCE que ahora era eurocomunista. Con todos los actores en el tablero la jugada estaba legitimada y el salto desde la dictadura a la democracia ya no era sospechoso de nada. Faltaban por legalizar algunos partidos comos los partidos republicanos, ¡pero eso ya hubiera sido demasiado!

Quien pudo traer algo de justicia que la Transición ni quería ni podía ofrecer, fue Felipe González, pero viendo la deriva que González ha tenido a lo largo de su lucrativa vida, podemos entender que a este líder del socialismo no marxista, le importó muy poco lo que la Transición escondió con su acuerdo de no mirar atrás.

El principal partido de la derecha también tiene sus orígenes en las élites franquistas: de ahí esa resistencia, en la mayoría de los casos, a  que se retiren los honores al franquismo. Algo incomprensible e injustificable.  Ahora Madrid y PSOE, han acordado retirarle los honores  al que fuera presidente de Gobierno durante la dictadura franquista, Carlos Arias Navarro,  honores que el franquismo otorgó a uno de sus hijos ilustres. PP y la "nueva" derecha que debiera ser Ciudadanos no se han pronunciado y han decidido dejar el asunto para después de las elecciones, no sea que se les vea el plumero y que el voto del centro les salga huyendo.

El movimiento por la memoria histórica dejó  al descubierto las miserias de la Transición y del socialismo felipista: miles de restos óseos yacían -y ahí siguen- en cientos de fosas comunes. Cientos o miles de calles siguen honrando a ilustres franquistas por todas las ciudades españolas, a pesar de que Zapatero creo una ley ad hoc que quien quiere la ignora. Esa misma ley dotaba económicamente a los familiares de los asesinados por el franquismo para dar un entierro digno a sus deudos, pero llegó Rajoy y se acabaron los fondos. Dicen que eso es un despilfarro: 45.000 euros ha otorgado el Ayuntamiento de Badajoz para actor taurinos; en León se han gastado 35.000 euros para disfrutar de la presencia de Bertín Osborne; y el dinero del IRPF le ofrece cerca de 300.000.000 de euros al clero para que la Iglesia le pague el sueldo a sus curas...

La crisis ha hecho insoportable la corrupción política que, día que pasa, día que aparece un nuevo chorizo y casi siempre es del PP. En 2013 El PP valenciano superaba ya los 100 imputados por corrupción, y los ERE de Andalucia ya han manchado a Chaves y Griñán. El PP va a ganar las elecciones del domingo y el PSOE puede quedar el segundo.

¿Como es posible que estos dos actores principales del Régimen del 78 sigan contando con tantos apoyos? Demostrado ha quedado  que la corrupción históricamente ha manchado al bipartidismo (en la wiki lo explican muy bien): desde Felipe González hasta Rajoy, pasando por Aznar y Zapatero, la corrupción política ha estado muy presente. Los españoles siempre hemos tenido otras opciones: IU o UPyD, pero seguíamos anestesiados.

Esto solo se puede explicar por el lavado de cerebro que la prensa del Régimen del 78 ha realizado durante años a sus cándidos lectores. Ahora bien, nadie estará dispuesto a admitir esa realidad. Todos nosotros tenemos criterio propio, faltaría más.

El mundo virtual a dinamitado la hegemonía informativa y a través de las redes sociales y de medios alternativos podemos acceder a otra realidad distinta a la que nos quiere vender la prensa del Régimen del 78 (ABC, El Pais, El Mundo, La Razón), y gracias a esto, y por mucho miedo que nos quieran meter con el coco comunista, Unidos Podemos ha conseguido un apoyo que en otros tiempos sería inimaginable.

Radicales, comunistas, antisistemas, bolivarianos, Populistas, chavistas..., descalificaciones diarias que ha de soportar la coalición progresista Unidos Podemos. Dentro de esa coalición nos encontramos con socialdemócratas y comunistas, comunistas que fueron válidos para legitimar la Transición, o lo que viene a ser lo mismo, comunistas demócratas. Sino ¿que era Carrillo?

No sabemos en que momento esos comunistas dejaron de ser demócratas y se volvieron de nuevo bolcheviques o totalitarios, pero según nos cuentan, todos son demócratas y constitucionalistas menos Pablo Iglesias y Garzón.

Un pequeño ejemplo de un partido que cambió su rumbo y se volvió progresista y demócrata: el Partido Carlista fue un partido reaccionario que en los años 60 abandonó sus posiciones derechistas y ya en democracia engrosó la lista de IU
En mi carácter de secretario general federal del Partido Carlista, cuya representación legal, por tanto, ostento, y en relación con la información publicada en EL PAÍS el 13 de junio de 1994 bajo el título Los partidos minoritarios quedan fuera del Europarlamento: en esa información, con absoluto desprecio de la verdad, se refieren a nosotros situándonos en el extremo de la derecha".El Partido Carlista no puede desmentir su carácter minoritario en la actualidad. Pero no es. un partido de extrema derecha. Ni siquiera de derechas. Lleva defendiendo posiciones políticas de izquierda desde hace más de veinte años, cuando, tras una evolución ideológica asumida y propiciada tanto por la base como por la dirección del partido, aceptó una ideología socialista, federalista y autogestionaria. El País

El Régimen del 78 es el régimen en el que confía el club Bilderberg y las oligarquías financieras hegemónicas exteriores e interiores. También es el régimen homolagado por la UE y el resto del mundo globalizado. Por eso, la nueva izquierda, que no es otra que la heredera del keynessianismo, es rechazada por el neoliberalismo de derechas o de izquierdas que han apostado por las ideas de Milton Friedman.

La Troika europea esta dominada por esta corriente economista que apuesta por los recortes y la austeridad en vez de realizar un política económica expansiva. La política de Friedman ha demostrado que aumenta las desigualdades sociales; sorpresivamente la socialdemocracia europea -hoy son socioliberales-  ha transigido con esta corriente economista.

No es extraño que un diario que parecía de izquierdas, como era El País, se haya convertido en un fiel reflejo del decadente Régimen del 78. Y para no alargar más la entrada (el tema da para un libro) expondremos un pequeño ejemplo del periodismo que hace Juan Luis Cebrián.

De todos es conocida la postura de El País hacia el chavismo. Un Régimen, para muchos, cuasi dictatorial donde no se respetan los DDHH. Amnistia Internacional ha denunciado el Régimen chavista lo mismo que ha denunciado al Régimen chileno de Peña Nieto.

Cuando la policía actúa en Venezuela, estos son los titulares:




Cuando es la policía del Régimen de Peña Nieto la que reprime, los titulares son otros:


Aquí no reprime la policía, parece ser, según el titular, que la culpa puede ser de los maestros por ser unos"radicales" que se ha enfrentado violentamente contra la policía mexicana. Como el titular era demasiado sesgado y manipulador, en El País tiraron por la puerta del medio, y obviaron lo de radicales. Después de varias horas, cambiaron el titular:


Si ustedes me permiten, en el blog expondremos la opinión de los profesores implicados en el conflicto. Opinión que suele ser ninguneada por la prensa borreguera.



Sea como fuere, el caso es que hasta la fecha al menos han sido asesinados entre 10 y 12 personas en México y el Gobierno niega cualquier responsabilidad. Si investigamos por Internet, nos topamos con prensa hostil a la izquierda latinoamericana: El Mundo, El País, Univisión, CNN, BBC. Tras mucho rebuscar:
Por su parte, Daniela González López, del Observatorio de Derechos Humanos de los Pueblos capítulo Oaxaca, desmintió las versiones que maneja el Gobierno y destacó que hoy más que nunca los maestros y el pueblo están unidos en defensa de la educación pública (aporrea.org).
La batalla por la propaganda la tiene ganada la derecha que son quienes tienen el dinero y son los que controlan los medios. Para tranquilidad de los seguidores de C's; para los que se siguen tragando que el PSOE es socialista; y para los conservadores del PP, Podemos es la reencarnación del diablo. Pueden dormir tranquilos, el demonio rojo no será presidente. PSOE, PP y C's, con el apoyo de los medios propagandísticos de la oligarquía periodística se encargaran de matar al "anticristo". Amen.

La reflexión que podemos sacar es que no hay solución posible y que Unidos Podemos, a lo sumo, será como un grano en el culo que es algo molesto pero fácilmente eliminable. Y todos nosotros seguiremos pensando que vivimos en una democracia plena. Y todos nosotros seguiremos leyendo El Mundo y El País ( y hasta Ok Diario) y compartiendo y comentando las imbecilidades que nos quieran contar ese día.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada